España

Llegamos a San Sebastián

Llegamos a San Sebastián

Si queréis ver toda nuestra galería de fotos de nuestra llegada a San Sebastián, pincha aquí: fotos San Sebastián 

Llegamos a Rentería después de un alto en el camino en Zamora, 5 horas de paisajes preciosos, mucha naturaleza y carreteras que cruzan montañas pasando por túneles.

Nos alojamos en Hotel Berri Versalles, escogimos este hotel por la cercanía a San Sebastián y la buena comunicación que tenía hacia los destinos que íbamos a visitar.

Una vez que dejamos las maletas nos dirigimos hacia la capital, cogimos el autobús E5, este bus tarda 15 minutos en llegar hacia la Plaza de Guipúzcoa de Donosti, en pleno centro. Quedamos con Carlos, del blog de turismo Donosti City, una persona simpática, llana, y con mucho que contarnos. Disfrutamos de su compañía, nos enseñó el centro turístico y con él comenzamos nuestra ruta de Pintxos imprescindibles por San Sebastián.

Entre pintxo y pintxo y copa de Xakoli en mano, nos hablaba de algunos lugares de interés que eran maravillosos, cómo puestas de sol, pueblos con mucho encanto y algunas rutas que teníamos que hacer. 

Después de llenar el estómago, ya por libres, dimos un paseito por la costa de La Playa de la Concha, viendo el paisaje, la gente disfrutando del sol, ya que no son muchos los días tan soleados cómo éste. 

Poco a poco llegamos casi al final de la bahía de la concha, muy cerca del Peine del Viento, al final de la playa de Ondarreta. Nos dimos la vuelta para ir al centro callejeando, estábamos tan cansados que nos paramos en un banco de una de sus calles peatonales en la zona de tiendas.

Sentados, era hora de tomar algo fresquito y reponer fuerzas. Nos sentamos en los veladores de Taula, dónde casualmente le pedimos unas cervezas Alhambra Reserva a un sevillano, lo bueno abunda!!  

Nos pusimos en marcha de nuevo hacia la zona vieja, nos encontramos con puestos de productos regionales de La Rioja en los alrededores del Mercado de Breixa. Nos atrajo el olor de matalauva del puesto de dulces Flor y Nata. Estaban friendo unas rosquillas de anís, que es un pastel típico Calagurris (Calahorra), los cogimos con las manos en la masa.

Cayendo la noche, nos decidimos a tomar unos Pintxos tradicionales. Nos sumergimos en las calles con más historia de la parte vieja y probamos los pintxos de toda la vida.

Después de cenar nos dirigimos a la Plaza de Guipúzcoa para Coger el bus E5 de vuelta a Rentería. El aparcamiento está muy jodido, por eso todo el mundo se mueve en transporte público, que barato tampoco es, pero es más rentable que la zona azul o parking privados.

Sabíamos de una tarjeta de transporte que se compra en algunos estancos/quioscos (DBUS) que cuesta 5€ la tarjeta más 10€ de recarga. Con esta tarjeta el billete de bus cuesta 1,20€, precio normal 1,55€ sin tarjeta.

Ya en el hotel nos comimos las rosquillas que compramos, nos tomamos unas cervezas en la zona Chill Out con un cigarro y disfrutamos relajadamente del ambiente y del crepúsculo.

Para el siguiente día nos quedaba por ver San Sebastián más a fondo.